La rana roja de Madagascar, es una especie de los anfibios que pertenece a la familia de los Microhylidae. Fisiológicamente las ranas rojas de Madagascar tiene un tamaño que va de los 60 a los 65 milímetros para los machos, mientras que las hembras tienen un tamaño que va de los 85 a los 105 milímetros. La espalda de la rana roja de Madagascar, es de un color inicialmente amarillo y que va evolucionando hacia el naranja y rojo oscuro. La hembra es mucho más colorida y brillante que el macho, los jóvenes son más pálidos durante la temprana edad, una vez que se alcanza la madurez sexual es cuando se adquiere el color brillante. Cuando percibe que será atacada, segrega toxinas que queman tanto los ojos como la boca de los depredadores, en los seres humanos dichas toxinas pueden ser causa de alergias.

La familia de la rana roja de Madagascar es endémica de la región noreste de Madagascar, por lo que el hábitat de la rana roja de Madagascar se caracteriza por estar en zonas subtropicales y tropicales, de bosques que han de ser bajos y húmedos, particularmente en las orillas de los estanques, pantanos, ríos y humedales. Asimismo se ha encontrado su presencia en algunos bosques degradados y en pequeños canales.

Desde el año 2002 la especie de la rana roja de Madagascar se encuentra dentro de la lista de especies en peligro de extinción de la UICN, bajo la categoría de “casi amenazada”. Y es que durante años, fue objeto de tráfico internacional, práctica que al día de hoy se encuentra bajo control, sin embargo aún se tienen que tomar medidas con respecto a la contaminación de la zona, ya que esta se ha convertido en la principal amenaza de la especie.