La gacela dama es conocida por ser la mayor de las gacelas en el mundo, y es que la familia de la gacela dama se conoce por contar con una longitud corporal que va de los 1,30 metros hasta los 1,65 metros como máximo, sus cuernos tienen una altitud de hasta 110 centímetros. El peso de las hembras oscila entre 35 y 45 kilogramos, mientras que los machos alcanzan un peso de hasta 75 kilogramos. La madurez sexual, varía también entre hembra y macho, las primeras la alcanzan a los 9 meses, aunque algunas la alcanzan hasta los 12, los machos de las gacelas damas alcanzan su madurez sexual en el tiempo comprendido entre los 18 y los 24 meses. En el medio silvestre alcanza los 12 años de edad en cuanto a vida útil se refiere.

Conocida como gazella dama, es muy resistente a la sequía, se alimenta de plantas (de donde obtiene el líquido que necesita para subsistir), así como del follaje de los arbustos, tiene un gusto particular por las hojas de acacia. El hábitat de la gacela dama está representado principalmente por las praderas y las mesetas del Sahara, mientras que durante la temporada seca se retira para buscar lugares más húmedos.

Actualmente la gacela dama se encuentra dentro de la categoría de especie en peligro crítico de extinción, según lo establecido por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), se sabe que están presentes en números muy reducidos en las regiones del Chad, Malí y Níger, dentro de los últimos esfuerzos de conservación se ha reinsertado en las zonas pertenecientes a Marruecos y Senegal. Según los últimos informes, la población total de gacelas damas se estima en menos de 500. Las amenazas están representadas por el hombre y la cacería, así como por la pérdida y eventual degradación de su hábitat por el pastoreo del ganado doméstico.