En Guatemala, como en el resto del mundo, muchas especies de flora y fauna se ven amenazadas por distintos factores en los que se encuentra incluido el tráfico de animales. Dentro de su territorio, la entidad encargada de velar por el bienestar de las riquezas naturales es el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), por lo que esta entidad es la que actualiza oficialmente el listado de animales en peligro de extinción en Guatemala. Según el CONAP, al 2013 existen unas 14,000 especies protegidas de las cuales son los loros real cabeza azul, guacamayas, tortugas y halcones los que se encuentran en la mira de los traficantes de especies. Mientras que del otro lado de la moneda, 1,600 especies de flora y 740 de fauna se encuentran en peligro de extinción.

Para el respaldo de su conservación, la CONAP se ha visto en la obligación de  ombatir con este hecho junto a la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para que la flora y fauna silvestre de Guatemala que se mantiene alejada de la maldad del hombre no corran la suerte de alargar la lista de animales en peligro de extinción. Dentro de la lista, los animales más atacados por su comercialización como mascotas exóticas han sido las iguanas verdes, las iguanas del desierto, las ranas de ojos rojos y verdes, serpientes, tarántulas y tortugas, siendo su destino de exportación los países de Estados Unidos y algunos del continente europeo.

Los animales en peligro de extinción de la fauna silvestre hasta el 2009 según la CONAP, son los siguientes:  la concha reina, adulón, pez cuchillo, mojarra, machorra, lagarto, machaca, armado, bagre, pez espada, pez vela, pez sierra, tortuga casquito, iguana negra y el pato -golondrino, boxpol, chalcuan, cucharón, de collar, enmascarado y tepalcate.