Archivo de la categoría: ANIMALES EN PELIGRO

NUTRIA GIGANTE

NUTRIA GIGANTELa nutria gigante, cuyo nombre científico es Pteronura brasiliensis es una de las especies de los mustélidos que se ubican en las tierras bajas particularmente tropicales de la mayoría de los países ubicados en América del Sur.

El color de piel de las nutrias gigantes va variando de marrón claro a uno más oscuro, se caracterizan por tener una mancha en el cuello, cuya forma tiene la particularidad de ser única para cada nutria gigante. Las patas tienen membranas interdigitales, mismas que son utilizadas para maniobrar y para nadar de manera lenta, cuando la familia de la nutria gigante quiere nadar de manera rápida, entonces usarán sus colas, es de mencionar que nunca mezclan los estilos -patas y cola- cuando nadan.

El hábitat de la nutria gigante se encuentra originalmente a lo largo de América del Sur, menos en Chile, se asientan sobre todo en las tierras bajas y si deciden asentarse en lugares altos, la altura nunca será arriba de los 1,000 metros justo en las cuencas de los famosos ríos sudamericanos Amazonas, Orinoco y el Paraná.

La nutria gigante es un animal diurno, los grupos se encuentran formados por una pareja y sus hijos que pueden alcanzar hasta las tres generaciones. Los especialistas han encontrado que los hermanos más grandes cuidan a los más chicos, hasta que éstos últimos alcanzan la edad para formar un clan propio. Es justo en este momento cuando la especie es más vulnerable, ya que es expulsada del grupo.

Su mayor enemigo es el hombre, aunque también puede llegar a ser presa de las anacondas, de los caimanes y de los jaguares. Esta especie es una de las más amenazadas en Sudamérica ya que el hombre tiende a cazarla por su piel. Es por esto que se encuentra en peligro de extinción, según lo establecido por la UICN.

MANATÍ ANTILLANO

MANATÍ ANTILLANOEl manatí antillano, conocido en la comunidad científica con el nombre de Trichechus manatus, es la especie más grande dentro del orden de los mamíferos marinos herbívoros del orden de Sirenia, en donde también se incluyen a los dugones y a la -extinta- vaca marina de Steller. Cabe señalar que gracias a diversos estudios se puede afirmar que los manatíes antillanos son muy diferentes de la especie del manatí amazónico. La familia del manatí antillano se divide en dos subespecies, el manatí de Florida y el antillano o caribeño; aunque es de mencionar que diferentes y recientes estudios genéticos han encontrado que el manatí antillano está compuesto de tres grupos principales que se encuentran distribuidos de la siguiente manera: El primero es el grupo que habita en las Antillas Mayores y la Florida; el segundo grupo es el que se mueve a lo largo de América Central y el norte de América del Sur; finalmente, el tercer grupo es el que muestra el hábitat del manatí antillano a lo largo del noroeste de América del Sur.

Dado lo anterior es posible afirmar que se asienta a lo largo del agua dulce, salada superficial o salobre, como en algunos ríos, manglares, pastos marinos y ríos. El tamaño y peso de un manatí antillano adulto es de unos 4,50 metros de largo y de unos 400 kilogramos de peso. Su vida útil alcanza hasta los 60 años. El periodo de gestación de la hembra es de 12 meses, la lactancia materna tiene una duración de entre uno y dos años.

Actualmente se encuentra considerado como en peligro de extinción y la especie se encuentra protegida por convenciones internacionales, así como por algunas jurisprudencias locales.

LOBO ETÍOPE

LOBO ETÍOPEEl lobo etíope es el segundo cánido más extraño del mundo, luego del lobo rojo. El hábitat del lobo etíope se ubica principalmente en las tierras altas de Etiopía, mismas que se alzan unos 3,000 metros aproximadamente. La dieta del Canis simensis -nombre científico del animal- está basada principalmente en roedores, incluyendo la rata topo gigante.

Al día de hoy quedan menos de 500 lobos etíopes en la naturaleza, entre los que se encuentran los 300 que habitan en el Parque Nacional del Monte Bale.

Su extinción se debe a diversos factores, pero las enfermedades han tenido mucho que ver para que se reduzca la población del lobo etíope, y es que fueron víctimas de una epizootia -epidemia- que afectó a la zona en la que viven. A fines de septiembre de 2003 y enero de 2004 se desató la rabia en la región, enfermedad que mató a unos 65 lobos etíopes, lo que representó más de tres cuartas de la población de la zona. Los especialistas creen que la rabia fue introducida por los perros pastores que pastaron a los rebaños en el antes mencionado Parque Nacional. A partir de lo anterior se llevó a cabo un programa de vacunación, que fue conocido como Programa de Conservación del Lobo Etíope.

Al día de hoy se siguen tomando medidas para evitar su extinción, ya que según la UICN, se encuentra en peligro de extinción, puesto que se conocen aproximadamente unos 500 individuos en existencia.

LEOPARDO DE JAVA

LEOPARDO DE JAVAEl leopardo de java, oficialmente conocido como Panthera pardus melas, es una de las subespecies de pantera o de leopardo que -como su nombre indica- habita en la isla indonesia de Java. La familia del leopardo de java se distingue de las otras subespecies ya que su tamaño es más pequeño, asimismo muestra mayor melanismo -pigmentación oscura- que los demás. La dieta del leopardo de java se basa en ciervos, macacos de cola larga, monos, jabalíes, entre otros. Es de mencionar que también suele buscar alimento en las aldeas, donde opta por las gallinas, las cabras y los perros domésticos.

El número de leopardos de java inició con su reducción de manera drástica debido a un conjunto de factores, primero por su dispersión por lo que se tuvieron que enfrentar a otras condiciones de vida, a la caza furtiva lo que los elimina directamente, así como a la destrucción del hábitat del leopardo de java y es que la isla ha perdido el 90% de su vegetación natural, no por nada se le considera como una de las islas más densamente pobladas a nivel mundial. Es de mencionar que en el año 2007 la población se estimaba de entre 350 a 500 leopardos, presentes de manera dispersa en un espacio de aproximadamente 2,500 kilómetros cuadrados. Al día de hoy la UICN establece al leopardo de java dentro de la categoría de estado crítico en peligro de extinción.

De manera general se están realizando grandes esfuerzos para restaurar la población del leopardo, con leyes de caza que se están aplicando de manera estricta. El Parque Nacional de Gunung Halimun ha ampliado hasta tres veces su tamaño para restaurar la existencia de ésta subespecie. En cautiverio se sabe que hay unos 17 en el zoológico de Taman Safari ubicado en Bogor, Indonesia, de los cuales 10 son hembras y 7 son machos.

LAGARTO GIGANTE DE LA PALMA

LAGARTO GIGANTE DE LA PALMADentro de la especie de lagartos de la familia Lacertidae se encuentra la familia del lagarto gigante de La Palma, que, tal y como el nombre lo indica es una especie de tipo endémico de las Canarias y que es conocido en la comunidad científica bajo el nombre de Gallotia auaritae. Se conoce por su gran tamaño, ya que su longitud desde la cola hasta la boca se encuentra estimada en unos 444 mm. La existencia del lagarto gigante de La Palma sigue un patrón histórico derivado del subfósil de esta especie que fue descubierto con vida en el año 2007.

El hábitat del lagarto gigante de La Palma se ubica sobre una zona costera y se extiende desde el nivel del mar hasta alcanzar los 800 metros de altura, los especialistas señalan que lo más probable es que viva a lo largo de la vegetación xerófila; es decir, en una vegetación que se encuentra adaptada a la vida en ambientes secos.

La existencia de los lagartos gigantes de La Palma comenzó a mermar desde hace 200 años cuando llegaron los seres humanos a la isla; se cree que la principal causa de su extinción se debe a tres causas principales. La primera es la introducción de los gatos, la segunda es la destrucción de su hábitat por las actividades de agricultura y la tercera se debe al consumo directo por la población local. Hay que señalar que el lagarto gigante de La Palma fue una especie considerada como extinta, sin embargo, más tarde se encontraron con otros individuos a lo largo de las Canarias, en los años 1974 y 1999. A pesar de su “redescubrimiento” el lagarto se considera como en peligro crítico de extinción según los últimos informes de la UICN.