AJOLOTE

AJOLOTELa familia del ajolote es una especie de las salamandras que pertenecen a la familia Ambystomatidae. El también conocido como Ambystoma mexicanum cuenta con la capacidad de pasar toda su vida como una larva y nunca llevar a cabo una metamórfosis. Es por esto que es una de las especies más estudiadas. Los ajolotes cuentan también con la capacidad de regenerar sus órganos que han sido dañados o destruidos. Se ha encontrado que es capaz de reconstruir un ojo que había desaparecido completamente, así como reconstrucciones más elaboradas como son las partes del cerebro si es que fueron destruidas previamente.

El hábitat del ajolote se encuentra en las inmediaciones de la zona conocida como Xochimilco, en el Distrito Federal, en México y es que es precisamente una especie endémica de dicha zona. Cuando el ajolote llega a su crecimiento total, mide entre 15 y 33 centímetros, con un tamaño medio de 25 centímetros. Si se encuentra en cautiverio, es decir en un acuario, el ajolote mide menos de 20 centímetros. Independientemente de si se encuentra en cautiverio o en estado natural, se ha encontrado que alcanza su actividad máxima tanto a la salida como a la puesta del sol. Su pigmentación se presenta de diferentes maneras, la forma más normal es una pigmentación oscura en donde los colores van variando del negro al gris con ciertas variantes marrones; la forma despigmentada se conoce por ser totalmente albina con ojos negros.

El convenio CITES ha catalogado al ajolote como una especie vulnerable, ya que la población silvestre ha disminuido en gran manera debido al crecimiento de la nación mexicana, además muchas veces se vende como alimento en los mercados mexicanos. En el año 2008 la UICN lo catalogó dentro de su lista roja de especies en peligro de extinción, y es que según los especialistas podría llegar a extinguirse por completo dentro de cinco años.